A La Guerra con las Cartas

A La Guerra con las Cartas
3
(47)

A La Guerra con las Cartas Españolas

Te proponemos un sencillo juego de barajas españolas donde los y las participantes tendrán que quedarse con la mayor cantidad de cartas. Se llama “A la guerra con las cartas” porque en cada turno se le puede declarar la guerra a un jugador o a todos.

Es un juego familiar que podrán practicar niños, niñas y adultos, sólo hace falta conocer los números del uno al doce. Para jugar se necesita un mazo de cartas españolas al que se le deberá excluir los comodines.

Con un sólo mazo podrán jugar de dos a cuatro personas, si son más participantes se recomienda agregar otro mazo. De acuerdo a la cantidad de jugadores se debe calcular la cantidad de mazos de cartas, un mazo cada 4 personas.

Los jugadores y las jugadoras formaran una ronda y se deberá establecer quien repartirá las cartas. Quien reparte, mezclará las cartas y las entregará una a una siguiendo la ronda en sentido a las agujas del reloj.

Los participantes irán recibiendo las cartas boca abajo formando una pila delante de cada uno. Ninguna persona podrá ver sus cartas ni la de otros jugadores, al terminar la distribución de las barajas cada miembro tendrá delante un pilón de cartas donde sólo verán el lomo.

¡A Jugar!

Cada jugador o jugadora, en su turno, podrá declarar la guerra a otra persona o a todo el grupo. Quien este a la izquierda de quien repartió inicia el juego diciendo “declaro la guerra a … (fulanito o todos)” para indicar con quien va a jugar.

Cuando una persona declara la guerra a otra, ambas deberán dar vuela la primer carta de la pila del mazo de cada una y la carta más alta gana la guerra. El jugador que gane se quedará con su carta y la de su contrincante y las incorporará boca abajo al final de su pila.

También te recomendamos leer  La Escoba de 15

En caso de que ambos jugadores den vuelta el mismo valor de carta, deberán dar vuelta otra para desempatar. Quien gane se llevará todas las cartas que se tuvieron que mostrar.

Cuando alguien declara la guerra a todos, entonces todos los jugadores y jugadoras deberán dar vuelta la primer carta de su pila. Quien posea el mayor valor se queda con todas las cartas dadas vuelta, si hay empate deberán desempatar las personas que posean el mismo valor.

En cada ronda de juego cada persona podrá declarar la guerra a una o más personas, quién pierda su pila de cartas quedará afuera del juego. El juego concluye cuando dos personas se queden sin cartas, el ganador o la ganadora es quien posea más barajas en su pila.

¿Cómo valoras este contenido?

¡Haz click en una estrella para calificarla!

Si te gustó este contenido...

¡Compartilo en redes sociales!

Te pueden interesar las siguientes publicaciones:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *