El Juego en el Desarrollo Social

Notas y Artículos
4
(92)

La Importancia de el Juego en el Desarrollo Social

El juego en el desarrollo social resulta crucial porque permite una mejor adaptación, estimula la inteligencia y reduce el estrés.

El 1 de agosto de 1966, el mismo día en que el psiquiatra Stuart Brown se estrenaba como profesor adjunto en la facultad de medicina Baylor de Houston, Charles Whitman, estudiante de ingeniería de la Universidad de Austin en Texas, de 25 años, se subió a lo alto de la torre del campus y disparó a 46 personas.

Whitman, ex francotirador de la Marina de Estados Unidos, era la última persona que nadie esperaría que perpetrara semejante matanza. Brown fue nombrado psiquiatra asesor del Estado para investigar el incidente.

Al entrevistar, tiempo después, a un total de 26 acusados de asesinato en Texas para un pequeño estudio piloto que estaba realizando, descubrió que la mayoría de los asesinos, entre ellos Whitman, tenían dos características en común. Por un lado, pertenecían a familias maltratadoras, y por otro, el juego nunca formó parte de su infancia.

Brown no sabía por entonces cuál de los factores resultaba más trascendente.

En los más de 40 años transcurridos desde el trágico suceso en la Universidad de Austin en Texas hasta ahora, ha entrevistado a unas 6000 personas acerca de su infancia. Los datos sugieren que la falta de oportunidades para jugar de forma desestructurada e imaginativa puede impedir que los niños crezcan felices e integrados.

El juego libre resulta crucial para que una persona llegue a ser socialmente competente, maneje el estrés y desarrolle habilidades cognitivas, como por ejemplo, la capacidad para resolver problemas. Las investigaciones sobre el comportamiento animal confirman los beneficios del juego y señalan su importancia evolutiva.

También te recomendamos leer  Los Pasatiempos son Importantes

En definitiva, jugar podría proporcionar a los animales (incluidos a los humanos) las herramientas que les ayudarán a sobrevivir y a reproducirse.

(Fuente: https://www.investigacionyciencia.es/)

¿Cómo valoras este contenido?

¡Haz click en una estrella para calificarla!

Si te gustó este contenido...

¡Compartilo en redes sociales!

Te pueden interesar las siguientes publicaciones:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *